viernes, 18 de agosto de 2017

AMOR

Hay odio en el mundo; hay dolor.
No puedes prohibirle a nadie no sentir miedo, no tener la sangre hirviendo por la rabia de las injusticias que afloran por las calles de ciudades que han sido tierra de nuestra piel. No puedes.
Pero es el amor y la comprensión lo que cura la ira; lo que calma la tormenta.

Todo nos es ajeno hasta que nos pasa, hasta que tocan nuestra sangre, nuestras calles, nuestras familias, nuestra tierra.
Es el momento de llorar y ser conscientes de que nuestros actos y nuestros pensamientos repercutan el estado del mundo; de que el odio no salva a nadie, de que la guerra y la muerte no dan justicia, solo sangre inerte. La guerra y la sangre no traen paz, solo miedo y caos sin filosofía.
Caos que se volverá en nuestra contra si no tratamos el miedo con amor.
Y no puedo hablar de entender que es perder a quien amas, de perder un hijo o una hija, un padre, una madre de aquella manera tan brutal; pero puedo dar amor, puedo dar mi apoyo.

Encuentra la humanidad que hay en ti y tornala en amor.

 

martes, 15 de agosto de 2017

18

Penso en tu i en com he arribat fins aquí, donan-te un regal pels teus 18 i després fer-te petons a la boca. Penso en tu, ara i sempre; penso en tu, en nosaltres, i em desfaig de la glòria de tenir-te, de poder formar part de la teva vida i mirar enrere i dir "És que no podia ser d'una altra manera".
Et dono les gràcies. Les gràcies per fer les coses com les vas i per contar fins a 20 quan al 3 ja podries haver perdut el control.
Et dono les gràcies per la meravellosa forma de veure les coses que tens i per compartir-ho amb mi. Et dono les gràcies per estar viu i per seguir vivint; i no només viure, sinó gaudir del que fas, amb qui estàs, com vulguis i quan vulguis.
Et dono les gràcies pels teus petons, que m'il·luminen. Et dono les gràcies per estimar com ho fas, no només a mi; als teus amic, als animals, a la família. Dones el millor de tu, estimes amb l'ànima, sents a les persones. Sents la vida. Et sento. T'estimo. Feliços divuit. 

lunes, 14 de agosto de 2017

ANHELO

Siento las cosas. Estas en lo cierto mi amor. Siento las cosas y las vivo y les pongo emoción. Te siento a ti. Te siento a ti y le agradezco a quien sea responsable de haberte puesto en mi camino. Gracias por reencontrarme mi vida, te anhelo todos los días.
Te quiero por devolverme la sonrisa.
Te amo por todo lo que me das con simples caricias.
Siento. Y a ti es a quien más siento, porque una vida sin sentirte sería solo una vida, buena, bonita, solo mía. Pero contigo... Sintiéndote a ti no solo respiro mejor, sino que me dejas sin aliento de la emoción de poderte tenerte dentro, del placer de tus labios y de la risa de tus gemidos.


jueves, 10 de agosto de 2017

EL DOLOR ESTÁ EN LA VOZ


El dolor está en la voz. La decepción y la tristeza se encuentran en la manera de hablar de las personas; en la manera que tienen -tenemos- de herir a otrxs.

Cuando amamos es peor aún, ya que engrandecemos la tonalidad y la intensidad del daño – a veces sin motivo -. Y por eso algunas personas evitan el amor; evitando así ser dañadxs innecesariamente y engañadxs por el demonio del drama. Pero es inevitable caer en la tentación del enamoramiento, dejarse invadir por las mariposas.

Quien más nos ama y a quien más amamos es, por consecuencia, quien tiene más poder para herirnos. Puede que no lo intente, que ni siquiera se dé cuenta; pero puede hacerlo: cuando habla, cuando dice, cuando calla, cuando mira, cuando deja de mirarte.

El dolor se encuentra en todo lo que aquella persona puede hacerte sin saberlo. Pero lo peor es cuando lo saben. 

miércoles, 9 de agosto de 2017

HOGAR


El Hogar no son cuatro paredes, una cena cada noche y un alquiler que pagar cada mes. El Hogar es donde se siente más cómodo el corazón, dónde pueda aspirar el perfume del amor y donde las personas que te envuelven son como trozos de Sol a las que te sientes irremediablemente atraídx.

El Hogar son las personas y los momentos que querrías volver a vivir después de mucho tiempo; son las risas intensas que creías perdidas; son las sonrisas que te iluminan la cara: sinceras, limpias, puras. El Hogar son los besos y las ganas de viajar. El Hogar son la familia que dejas formar parte de tu vida; aquellxs que te cuidan y te lo dan todo sin esperar nada.

El Hogar para mi es música por las mañanas; canciones románticas con ese toque triste y melancólico que dicen tanto y te hacen recordar y enseñar tanto más. El Hogar para mí es un “buenos días” y un “buenas noches” sincero, sobre todo si se acompaña con besos y ternura. Para mí el Hogar es la libertad de la locura, la tranquilidad de la risa tonta y las miradas robadas. Para mí el Hogar es la calidez escondida en aquel cuarto al que dejaste de entrar por falta de tiempo, pero que cuando vuelves… te transporta a tantas cosas… que te sorprendes de tu propia  fuerza a lo largo de los años. 

El Hogar para mi es recordar que aquellxs que siguen contigo estuvieron antes, mucho antes de ti y decidieron quedarse. El Hogar para mi es el cambio personal, la superación, la constancia, la aventura; la gente que dejaste atrás y que formó parte de tus fotografías.
El Hogar para mí son personas; son momentos; son sonrisas llenas de ternura. Para mí el Hogar es el amor; puro y sano. Para mí el Hogar es el ronroneo de un gato olvidado en busca de cariño humano. 

Para mí el Hogar son sus brazos. Para mí el Hogar son lágrimas de emoción; la lluvia en verano; el chocolate a la noche, las risas fuertes.


El Hogar para mi es donde pueda sentirme libre cuando bailo, cuando hago el amor, cuando leo; cuando escribo. El Hogar es lo que he construido con esfuerzo sabiendo que puede derrumbarse en cualquier momento. El Hogar es aceptación… constante aceptación. 

lunes, 7 de agosto de 2017

AMAR LA TIERRA DESDE EL CIELO

No sé como ni porque pasan las cosas que nos pasan; pero me gusta creer que ocurren porque tenemos que aprender algo que solo aquella persona, aquel momento, pueden ofrecernos.
No sé porque decidimos equivocarnos, seguir el mal camino, tropezarnos sin interes de descubrir el paradero de aquella punzante piedra.
No sé porque nos rompemos; porque decidimos guiarnos por los demonios que habitan lo más profundo de nuestra cabeza.
Pero a lo largo de este año, sabiendo que aún no ha acabado, he descubierto mil y una cosas que no hubiera sabido sin llorar y sufrir un poco... Encontre la idea del amor en mi mejor amigo, se lo entregue todo y puse sobre sus manos mi dolor, esperando que lo curara. No hice más que romperme a pedazos. Lo siento, debi saber que no era lo que necesitaba. Pero no lo siento; porque has sido el mejor primero que podria haber tenido.

He viajado y he cogido más de cuatro aviones en menos de dos meses... y para mi eso ha sido una aventura de superación. He aprendido a amar la tierra desde el cielo. He aprendido a echar de menos con fuerza a aquellxs que antes no habia echado de menos al marcharme. Gracias destino por llevarme de viaje con las personas a las que amo y hacerme descubrir que hay más, mucho más de lo que habia visto mirando el cielo desde la tierra.

He perdido parte de mi corazón al saber que alguien a quien amaba estaba igual o más perdido que yo cuando me sentia vacia. He perdido parte de mi alma cuando no he sabido reconocer a mi hermano y me he sentido insegura a su lado. Lo siento mucho Alvaro, siento que te haya pasado lo que te ha pasado; y siento que no hayas sido capaz de cambiar el curso de este camino que no va a hacer más que complicarte las salidas de libertad. Ya no se como decirte que te quiero y para que te aferres a eso. Un reprimido, un loco, un ludopata, una melancolica, un olvidado.

Y me he enamorado: no enamorado de la idea del amor, ni del futuro; me he enamorado y he dejado crecer en mi las mariposas que antes no eran más que polillas. Todo lo que escribo sobre él es insuficiente; así que he aprendido a besarle y contarselo todo con mis besos.

Soy yo. Yo misma desde todos los puntos de vista que siempre quise ser. Plena. Libre. Segura. Bella. Inteligente. Buena. Feliz.


HERMANO

Nunca nos percatamos de lo importante que es la familia y de cuanto nos puede hacer sentir.
Mis hermanos siempre han representado un pilar base en mi vida; parte de lo que soy y como soy, es por ellos; eglobando por tanto buenas y malas versiones de mi.
Y con el paso de los años veo que realmente nunca hemos sido tan diferentes ningunx, he comprobado lo agradable que puede ser una conversación con quien esta dispuesto a escuchar.
Y he conocido Granada de día y de noche; y me he enamorado. He dejado un trozo de corazón allí, esperando a que vuelva a por él.

Esta carta va para mi hermano mayor, quien es indudablemente una de las personas más apasionadas, trabajadoras y sensibles que conozco. Le quiero con todo mi corazón, y esta vez como mujer. Le he querido como bebe, como niña y como adolescente; y me siento mujer para decir que ahora le conozco desde otra perpectiva, desde una perpectiva más adulta, más consciente.

Gracias hermano por darme todo tu amor siempre; por decir que te hago sentir orgulloso; gracias por tratarme como una reina aún sabiendo que todavia me estoy ganando el trono.
Gracias hermano por no caer; por seguir; por no rendirte y enamorarte. Gracias por luchar por tus sueños y poder hablar conmigo de lo que sea. Gracias por aceptarme y respetarme, por motivarme. Gracias por ser amor,
Te quiero.