viernes, 23 de junio de 2017

PROMESA

Si me quieres absorber te doy completo permiso. Pero voy a enseñarte como se hace el amor, como la paciencia también es parte del sexo, como dejarse guiar es parte de poder disfrutar. No pasa nada por no controlarlo todo, no a la primera.
Y prometo cuidar de tus cabellos, acariciarlos con la misma ternura con la que acariciare tu piel; tu sensual, delicada y excitante piel, que se provoca con solo el roce de mis dedos.
Y prometo cuidar de tus gemidos si tu prometes cuidar de los míos.
Prometo cuidar de tu cuerpo como si estuviera componiendo una nueva melodía, ya que, de alguna manera, lo es; una dulce y rara melodía de la que no me quiero cansar nunca; porque besaría tus labios hasta rompermelos; y te abrazaría y te miraría, y te escucharía hasta cansar a mis sentidos.
Y bailaría contigo todas las mañanas de todos los días hasta que mis pies se cansarán de sostenerme. Bailaría contigo porque es otra forma de hacerte el amor y porque bailar me da la vida, y quiero compartir esta vida contigo.

domingo, 18 de junio de 2017

GENTE BUENA

Lo mejor de la vida es poder compartirla con aquellxs a quienes queremos, a quienes amamos; con aquellxs que nos hacen reis, que nos hacen sonreír cuando no lo teníamos pensado. Compartirla con aquellxs que nos remueven las tripas, aquellxs que despejan el cielo para que el sol nos alumbre; aquellxs que hacen que llueva; aquellxs que nos traen agua cuando hace calor: agua limpia, agua pura, agua llena de gracia.
Compartir la vida con aquellxs que no tenían porque haberse quedado, pero que al hacerlo nos iluminaron los días; nos iluminaron las noches.
Compartir todo aquello que nos hace felices, encontrarle el sentido innato, remoto, fijo, familiar a todo aquello que, si lo hacemos solxs, nos sabe bien, pero no genial.
Compartir momentos, experiencias, cuerpos, miradas, canciones, bailes, abrazos, besos, risas. Compartir tiempo y gastarlo sin tirarlo; gastarlo bien, con cuidado.
Compartir reconciliaciones, sonrisas que creías perdidas, noches que creías olvidadas, días que nunca pensando volver a vivir.
Y compartir con gente nueva, gente que te haga vibrar; hacerte sentir de nuevo el sentido de la felicidad; que te devuelva las ganas de vivir. Gente buena.

miércoles, 14 de junio de 2017

CUERPO DESPIERTO

Si es pues mi destino morir, si es el destino de todxs, déjame Vida morir habiendo amado al mar.
Si es el destino de las flores parecer ante el invierno déjame Vida cultivarlas en mi piel, hacerlas crecer en lo más profundo de mi ser.
Si es el destino de la canción terminar déjame Vida, permíteme hacerla eterna; melodía tuya que pueda acompañar mis días.

Si es el destino del cuerpo podrirse permíteme Vida hacerle feliz, hacerle mamar del contorno de algún otro cuerpo despierto. Concédele el último aliento de sudor caliente; concédele la dulzura, el despertar a la madrugada; el abrazo.

Si es la muerte el único camino permíteme Vida rebelarme. Rebelar mis cabellos, aún castaño; Rebelar mis labios, anhelosos aún de muchas mareas; Rebelar mis ojos, primos cercanos del cielo manchado de ceniza; hundidos ambos en esa galaxia perdida del universo, atados por un agujero negro que nunca se sacia.

Déjame Vida discutir con tus deseos, déjame dudar de tu criterio; y déjame por último prometerte, con cada uno de mis dientes, con cada poro de mi pálida armadura, con cada curva que mi árbol dedico a formar; permíteme Vida prometerte que no será por el miedo por lo que me detendré.
 

jueves, 8 de junio de 2017

DOS MÉS UN ARGUMENT FAN TRES

Aquesta és la història d'un nen baixet. Un nen sensible i capritxos. Un nen que portava ulleres i vivia a la casa de fusta a la muntanya més alta de tot el poble. Aquest nen, que mai havia sigut pas tímid, es va apropar un dia a dues nenes que, en menys d'una hora en aquella nova escola, s'havien fet amigues. Es va apropar i va preguntar, amb decisió, si podia jugar amb elles. Una de les nenes, blanca de pell i de cabells foscos i ulls blaus, va aixecar el cap i el va observar; i després d'haver-hi estat rumia'n-ho durant dos segons, per no dir un, va negar-li el permís amb fermesa. I va tornar al seu joc. El noi, que no es donaria per vençut, ni en aquell moment ni els anys que els esperaven, va preguntar perquè no podia. Però la nena d'ulls blaus només feia que dir-li, com si fos la cosa més obvia del món: "Perquè no". Però ell no es rendí, i donà raonaments propicis per convèncer-la. No devien ser arguments molt extraordinaris, ja que estem parlant de nens i nenes d'entre tres i quatre anys... però fou un argument d’entre tots els que havia donat el que va convèncer a la nena d'ulls blaus a acceptar a aquell pobre nen insistent a què s'unis al joc; un argument que al final sí va ser extraordinari: "Vale escolta fem una cosa, donem avui, aquest dia; deixam jugar amb vosaltres, i si no ens ho passem bé no jugarem junts mai més".No es tornaren a separar.

miércoles, 7 de junio de 2017

IRTE

Volver a empezar; atreverse a conocer otra boca, otro cuerpo, otra sonrisa; y disfrutarlo. Sentirse única de nuevo. Que me tiemble todo; que me desvanezca cuando te acercas a mi cuello, desear peinar tus cabellos. Mirarte durante horas, preguntarme si tus músculos están igual de tensos. Poderte escuchar con soltura, admirar tu forma de abrirte, de hablar con la gente. Tu forma de mirarme... Verdadera, con fascinación, tranquilidad.
Hoy he perdido el control, tengo que admitirlo. He perdido el control cuando has dicho que te ibas. No podías irte. Te quería conmigo más tiempo. Y he rodeado tu cintura con mis piernas, acercándome. Y he apoyado mi frente en tu hombro, esperando simplemente calmar mi todo, pero tú has hecho lo mismo; tu respirar en mi piel me ha hecho estremecer, he sentido el descontrol eterno de quererte aún más cerca, con menos ropa. Y has tenido que poner tu la fuerza para alejarme de ti. Y ahora me siento avergonzada... pero extrañamente aliviada por conocer la sensación de desear el alma.

domingo, 4 de junio de 2017

80

Abuelita, Abuelita…
He estado pensando últimamente en lo mucho que se puede sentir en poco tiempo; tengamos la edad que tengamos, estemos donde estemos y seamos quienes seamos.

He estado recordando con mucho amor y cariño las meriendas en Barcelona - los benditos sobados que nos han dado gloria sin importarnos cuantos se iban a acumular en nuestras caderas-. He estado recordando los veranos sobre la dorada arena, en ti rociándome con crema para evitarme quemaduras; en ti tostándote al sol, horas y horas. He estado pensando en mis hermanos, tan lejos y tan cerca; en mis primas y primos jugando en el agua creando recuerdos; guardando momentos que ahora somos capaces de descubrir.

Y quería darte las gracias; las gracias por todos estos momentos que ahora puedo compartir; que me llenan, por otro lado, de tristeza, nostalgia y añoranza; ya que nuestros veranos siempre han sido vuestros; tuyos y del Lolo. Y me hubiera gustado poder enseñarle que yo también escribo, que es a esto a lo que me quiero dedicar y que aún me queda mucho por aprender. 
Yo tengo guardadas tres cartas vuestras escritas incluso antes de conocerme, ya sabiendo que me ibais a querer. Eso, estos gestos de amor, me devuelven la esperanza en el mundo cuando me entristezco.

Quiero darte las gracias por los numerosos sacrificios de amor que como madre, hija, hermana, esposa y mujer, has tenido que hacer en tu vida. Quiero creer que todo lo que tu vida ha tenido que superar nos ha traído a este momento, rodeados de nosotrxs; esta familia tan peculiar y escandalosa que sin ti no hubiera sido posible; y te quiero dar las gracias por todo lo que no se ve; por todo lo que tu piel, cuerpo y alma han tenido que pasar durante los años en los que yo no te pude conocer y que han hecho que te conviertas en esta hermosa mujer rodeada de gente que te quiere a más no poder.

Tal vez no te acuerdes pero en los 80 del Lolo tuvimos nuestra primera conversación adulta. Recuerdo ese momento con mucho amor ya que, al acabar, me miraste y dijiste: “Que bien poder haber hablado así contigo Albita”. Pero no importa que no lo recuerdes porque podemos hablar todo lo que quieras, como lo hemos estado haciendo, en momentos puntuales estos últimos años. O podemos guardarnos en el silenció, que a veces dice mucho más.

La vida consiste en aprovechar el tiempo abuelita; y Jack London, un escritor americano dijo una vez que la función del ser humano es vivir, no existir, y que no hay que gastar los días tratando de prolongarlos, sino que hay que aprovechar el tiempo que se nos da.
Así que gracias; gracias por, de alguna forma, haberme concedido el tiempo que ahora tengo para aprovechar la vida contigo, con vosotros; conmigo. Gracias por formar parte de mis raíces, de mi historia.

Te quiero.  

sábado, 3 de junio de 2017

CADA MINUTO DEL DÍA

Nunca me he preguntado a que sabe el viento para los pájaros o el agua para los peces; siempre he pensado que simplemente eran cruciales elementos de mi existencia y de todos los otros seres vivos.
Pero ayer, cuando tenía tu cuerpo a menos de un centimetro podia escuchar como tu pecho se inflaba cada vez que inspirabas. Podia ver tus labios, tu cara, tus hombros; podia oler tu sudor, tu olor corporal, y me pregunte si es así como se tiene que senetir tan maravillosamente bien, como si lo hubiera estado esperando durante toda la vida: el no poder dejar de pensar en ti cada minuto del día. Estoy haciedo cosas pero en un rincón estas tu repitiendo los momentos que hemos estado viviendo estas últimas semanas.
Y das vueltas en mi cabeza una y otra vez, y quiero escuchar tu risa numerables veces, infinitas veces.
Y quiero ver tus ojos llenos de asombro y curiosidad y ganas de vivir la vida. Y veo... en tu mirada puedo ver la honestidad, el amor que tienes hacia las personas, hacia no querer herirlas.
Y cuando sonries... es como... que sonrio yo también, no puedo evitarlo; tu sonrisa es contagiosa; es grande y profunda. Y tu interes por todas esas cosas que siempre me han gustado y que nunca he podido compartir con nadie.

Y te acercaste tanto... que estuve a punto de preguntarte si estabas perdiendo la voluntat; la fuerza de voluntat que nos mantenia a los dos alejado por respeto... a ella.

Y por primera vez desde hace mucho... me da miedo irme. Me da mucho miedo dejarte, no estar contigo, sea de la manera que sea; aunque tu al final decidas estar con ella... me da igual. Quiero seguir tomando helados, llendo al bosque, escalando árboles... bueno, viendote escalarlos. Y tal vez algun día me atrevo yo a subir.
Me da igual lo que vaya a pasar, porque esque no puedo dejar de pensar en ti... lo hago todo el tiempo y me sale la risa floja...
Y tu amor por los abrazos... me calman; podria estar horas abrazandote.