miércoles, 17 de enero de 2018

REAL

Real.

Real.

Dejo de creer en tu verdad y empiezo a leerme el diccionario, el Atlas, que me enseñe como ahogarme en esta canción que no para de decir tu nombre.

Real. Real mi piel de gallina cuando el viento mece todas mis calamidades. Real cuando te descubro leyendo libros que no tratan de ficción paralizadamente estropeada por historias románticas.

Real esto, aquello y lo que está por llegar. Real. Real que te echo de menos cuando hace sol. Real que anhelo más; que siempre existen los amores platónicos y que he dejado de buscarte.

Real que ya no entiendo nada. Real que ya no sé cuál es mi generación y que el 99 se me está quedado lejos.
Real que no puedo más con esta carga que se hace tan amena cuando me amas. Real cuando el amor se convierte en pasión y real cuando la pasión se convierte en primer beso.

Real... todo se hace real y me pierdo en tu ilusión, aquella ilusión tan nuestra que se crea con cada baile en cocinas blancas como en las películas pornográficas.
Real el sexo, real la historia que nos hemos tragado. Estaba rica, vamos a por la siguiente.

Real la fantasía y real la emoción que tengo de que me consumas.
Consúmeme.



Realidad... te dejo y me voy a por un huracán. 






miércoles, 10 de enero de 2018

EN TI

Me pierdo en ti y en ti me vuelvo a encontrar. 

Me encuentro por las mañanas cuando la luz canta y tú me dices que te vas.
Me encuentro sola en la cama pero tú aroma perdura en el cojín que me robaste anoche mientras jugábamos entre las sabanas.

Me pierdo en ese recuerdo temprano de tu piel y mi piel reencontrándose y dándose amor, quitándose el sueño.
Me encuentro repitiéndote una y otra vez como a un dulce helado de fritas del bosque.
Me pierdo en tus ojos marrones y me encuentro en tu espalda llena de macetas para mis flores que llevan mi nombre.
Me encuentro entre tus brazos y sonrío porque dudo que sienta algo mejor que esto si no es contigo. Si no es contigo mañana, pasado… anoche.
 Me pierdo en ti y en ti me vuelvo a encontrar cuando ríes, cuando me lees palabras de amor y cuando me regalas momentos como el de todos los días.



Me pierdo en ti y en ti me vuelvo a encontrar. 

jueves, 4 de enero de 2018

VUELVO A SER

Vuelvo a ser Piel: piel que llora; piel que grita y piel que ama.
Vuelvo a ser Piel que se renueva y piel que se destruye para poder volver a florecer.

Ya os he hablado de mi piel antes: ya he explicado cómo ES esta piel; esta piel que brilla, que es salada y dulce a la vez; esta piel firme que se arruga en épocas de llanto.

Vuelvo a ser Piel que se emociona y piel que baila. Vuelvo a ser Piel que es cerebro y cuerpo y ética de mi alma.

Vuelvo a ser Piel simple y contradictoria que forma a esta artista que no voy a dejar de ser.
Vuelvo a ser Piel que escribe, que ríe, que sonríe. Piel que se enamora; piel que se eriza con música que escucha a todas horas. Piel que siente y piel que enseña.

Piel.

Vuelvo a ser piel; de esa piel que no se cansa de levantarse cuando tropieza pero que también es piel en el suelo.

Ya os he hablado de esta piel; ya tiene lugar en este lugar que es mí santuario. Pero quiero ofrecerle el lugar que se merece en ella misma y repetirle las veces que lo necesite su nombre y su importancia; todo lo que abarca.

Vuelvo a ser Piel que se olvida y piel que lucha y piel que escucha. Piel que te mira y te quiere hacer sonreír.
Vuelvo a ser Piel que quiere tocarte el alma.

Vuelvo a ser Piel caprichosa, terca y cabezota. Piel que pierde la cabeza antes de la Luna Llena y que siempre intenta dejarse larga la melena.
Vuelvo a ser Piel que aprende pero que no siempre lo admite; Vuelvo a ser Piel orgullosa que pide perdon con notas a mano.

Vuelvo a ser Piel y nunca lo he dejado de ser.

Vuelvo a ser aquella Piel de apellido Tormenta.

Vuelvo a ser Piel.

Vuelvo a ser.











martes, 2 de enero de 2018

SIMPLE Y CORTO


Pierdo como en un juego del azar: me puede tocar o puedo perderlo todo.

Azar, a eso juega el Destino: se divierte y luego nos deja a nosotrxs para llorar. Él no llora, solo deja huella y se va.

No quiero seguir luchando ya que he aprendido que al luchar se lucha por algo y yo entiendo que no tengo nada por lo que luchar. No por ti, no por ellxs, no por mí misma.

Puede parecer triste y vacío; pero es una forma de sobrevivir a este otoño que no ha llegado a tocarnos del todo; No sé ha atrevido a asomar, y no le puedo culpar.

No quiero luchar por todo; estoy cansadx. Cada vez pierdo más. es simple y corto: la muerte, el viaje, la despedida. Voy descontando y me desvanezco, como una canción escrita a mano que acaba desapareciendo.

Pierdo piel. Pierdo momentos y almas curadas que me dejan partir. A mí... a mí me dejan partir.

Mamá quiero saber conducir e irme lejos; a algún sitio donde deje de perder. Quiero que me pierdan a mí porque estoy cansada de despedidas.

Pierdo. Gano. Recupero y vuelvo a jugar.

Azar, Azar… eres travieso y me dejas con esperanza. Las canciones ya no llevan tu nombre y mi piel ya está cansada de envejecer; esta fuerza que guardo la quiero para otra cosa: algo que me haga ganar siempre.

Y vuelvo a perder aquello que nunca tuve: un beso, un abrazo, una melodía, una película, una lágrima, un baile entre tú y yo; tú y yo Azar. Te has cansado de jugar y ahora me das el relevo pero yo no quiero seguir perdiendo.

Perder… perderlo todo, de todas las maneras posibles, envejecer de esa manera tan pura y tan lenta; aquella que no puedo dejar de ver en los ojos de otrxs y que he dejado de temer.
Perder la consciencia, la cordura o las ganas de vivir.  Si lo dices al revés no tiene sentido.

Me ha salido triste la palabra… y es que cuando pienso en perder recuerdo la perdida de mi misma y me desvanezco, como una gaviota en puerto o como un pez en mar. 
Cuando recuerdo el verbo perder, simple y corto, me acuerdo del puro, del cactus, del gato, del amor... de mi piel. Me acuerdo del adiós entre lágrimas y sonrisas; me acuerdo del abrazo cálido y la canción que sonaba en la radio. Me acuerdo de las sabanas frías, de la introducción de aquella película que tanto nos gustó y del epilogo de aquel primer libro que me hizo llorar.

Perder… si le das la vuelta no tiene sentido. ¿Y qué sentido habría de tener? Si precisamente esta para que no lo llegues a entender… 

sábado, 30 de diciembre de 2017

DE PIEL A PIEL

De piel para dentro y de piel para fuera , ese es el dicho. 
 
De piel para dentro soy cielo; colores escogidos para decorar los mares y tu piel, tan oliva y tan mía.
De piel para dentro soy mar; oleadas salvajes que no dejan descansar. Soy océano y peces y tiburón ciego por la sed.
De piel para dentro soy caos sin orden y animal manso que solo quiere bailar.
De piel para dentro soy el universo hecho mujer; hecho violín en este campo de música sin componer.
De piel para dentro soy montañas que no sé pueden escalar; soy risas que callan y odio mal visto por los demás.
De piel para dentro soy el mal, el bien, el silencio. De piel para dentro soy la tormenta.


De piel para fuera… soy todo lo que quiero que veas; soy todo lo que te atreves a buscar y todo lo que te interesa saber.
De piel para dentro soy  a m o r  y de piel para fuera soy  r o m a.




Un placer.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

EL SUEÑO DETRÁS DE MIS OJOS

Me mantengo en pie pero tiendo al tambaleo entre sueño y sueño. Me despierto con dificultad si se que no te despertaras a mi lado, si sé que mis desayunos no estarán partidos en dos ni que habrá grumos de pan en el sofá.

Me mantengo en pie pero mis ojos se abstienen al sol; te quieren un rato más aquí dentro, en mi ombligo, respirándote y viéndote crecer. Y cuando digo ombligo digo corazón y cuando digo corazón me refiero al alma. Tu alma y mi alma juntas un rato o un rato eterno en este banco de madera pintada que se me olvido sacar a secar.

Me mantengo en pie. Me mantengo aquí, quieta y pensando en ti, en todo y en nada; en lo que puedo ser y en lo que será cuando abra los ojos del todo; cuando la luz se atreva a traspasar esta barrera hecha con pintura de pestañas de un día atrás.

Me mantengo en este sueño que una vez fue y me quedo meditando en esta cama tan vacía y tan fría que ahora solo me arropa a mí.

Me mantengo y te veo, ahí escondido en aquel sueño detrás de mis ojos; aquel con legañas y con palabras huecas que ahora han invadido mi cabeza y no me dejan despertar del todo.

Que has hecho conmigo... Me has lanzado uno de esos hechizos perdidos y ahora pretendemos el amor que alguna fue y que nunca será pero que queremos que sea.
Que me has hecho… si ahora no puedo despertar si no estás. 






Para J. Selena, simple, corto y con todo mi corazón

domingo, 17 de diciembre de 2017

ETS

Ets. Mai has deixat de ser.
Ets i et renoves com les flors a la primavera, amb l'única diferència que tu, com a mortal incansable per saber, et renoves constantment.

Ets.
Ets com una melodia guiada per un piano de cua; ets com un badall al matins, com la calor, sempre sorprenent.

Ets.
Ets com aquella parella d'ocells que volen junts però se saben trobar a faltar.
Ets com aquell riu que dóna al mar; com aquell vaixell que dóna a port; com aquella muntanya que ens veu ballar.

Ets. Mai has deixat de ser.
Ets tan simple com la pluja i a vegades crec haver-me confós de paradís quan no et veig.

Ets.
Ets totes aquelles coses que s'amaguen de la por, que lluiten per la llum.

Ets.
Ets paraules refugiades al meu cor; ets poesia saturada als meus pulmons de cotó.

Ets. Ets. Ets. Ets. Ets. Ets. Ets.

Ets. Mai has deixat de ser.
Ets com un estel a l'infinit d'aquest cel tan llunyà, tan proper.
Ets com l'oceà dels meus ulls quan he perdut la fe.
Ets com el rampell que crema el bosc i el tabac del mort.
Ets la música del meu cap i el cap del meu batec.
Ets el do re mi; ets el llaç, el regal, el Nadal.

Ets.
Ets la inspiració.
Ets la lluna d'aquesta nit, el sol d'aquest matí.
Ets la simplicitat d'un paper en blanc i la complexitat de tots nosaltres.

Ets la filla, la mare, l'àvia.
Ets el fill, el pare, l'avi.

Ets el perfum dels llavis embriagats per l'amor i el caos mental de la naturalesa immensa al teu cervell.

Ets cendra... Ets foc.
Ets vides perdudes i ets neixements.
Ets la meva paraula, el meu pensament.
Ets la força qué m'empeny, que em llença, que em crema.

Ets l'esperit d'un nen que somia despert; d'un adult que somia dormit i d'aquella flor que viu un somni.
Ets el riure qué m'abraça per les nits.
Ets l'estimo que m'encanta sentir, que m'encanta dir.
Ets l'adéu. Ets el viatge de qui se'n va, de qui torna.
Ets la nineta dels ulls que ploren d'emoció per la vida.

Ets. Mai has deixat de ser.



                               ETS DESTÍ.



P.D.: Per tothom que no creu que és.